Maneras de pensar de cada cinturón en BJJ

BJJ Keikami seminario Ray Boixader 

Esta es la mejor manera de ver a los diferentes modos de pensar de cada nivel de cinturón en BJJ:

Cinturón blanco – Incompetencia inconsciente . No sabes lo que no sabes.

Cinturón azul – Incompetencia consciente.  Sabes lo que no sabes.

Cinturón morado – Competencia consciente . Sabes lo que hacer

Cinturón marrón –  Competencia inconsciente. Haces lo que sabes.

Cinturón negro - Eres consciente. Estás consciente. La competencia o incompetencia es algo indiferente para ti. Haces Jiu Jitsu porque lo amas. Finalizar a personas no siempre es la meta. Si te finalizan no es nada del otro mundo. Solo haces Jiu Jitsu por puro placer.

CINTURÓN BLANCO

El primer cinturón, todo comienza aquí. Eres un principiante, aprendiendo el deporte desde un lienzo blanco. El objetivo es crear un marco de referencia para todas las cosas futuras que aprenderás. Estás adquiriendo los patrones fundamentales del conocimiento y de movimiento en el cual todas sus habilidades se basan.

El cinturón blanco es una etapa altamente cognitiva en el aprendizaje; es decir, la mayor parte de tu energía y atención se colocará sobre la forma de hacer la técnica. Cada movimiento se une al pensamiento. Necesitas que se te diga qué es y cómo hacerlo. Tendrás en gran medida la ayuda de otras personas en esta etapa.

Como un cinturón blanco, tendrás que aprender el qué hacer, cómo hacerlo y el por qué lo estás haciendo. Estarás inconscientemente incompetente porque hay tantas cosas que no sabes. Tendrás que pasar la mayor parte de tu tiempo grabando información y organizándola para que los movimientos tengan una lógica para ti.

En última instancia, la lucha es lógica. Debe haber una razón convincente de por qué estás haciendo lo que estás haciendo. Puedes averiguarlo en su mayoría por tu cuenta, pero podría llevarte mucho tiempo. El entrenador está ahí para ayudarte a alcanzar la información de forma rápida y coherente y mitigar los aspectos frustrantes naturales de esta etapa de aprendizaje.

Su actuación como un cinturón blanco será inconsistente. Estás frustrado, confundido y sentirás incertidumbre hacia todo lo que estás haciendo; sin embargo, se puede encontrar consuelo en los compañeros. Esto es completamente natural para todo el mundo en la etapa de cinturón blanco. Todos pasamos por ello. El cinturón blanco es la etapa más difícil durante el viaje del BJJ. Pasarás la mayor parte de tu tiempo abajo y pasarás la mayor parte de tu tiempo como costal de tus compañeros más avanzados. Te sentirás como si te estuvieras ahogando y lo que haces se usa en tu contra.

El cinturón blanco es un rito que todos los practicantes de BJJ atraviesan. Nadie está por encima del proceso. Toda persona con un cinturón de color en BJJ fue en primer momento clavo antes de convertirse en el martillo.

A pesar de todas las frustraciones asociadas con ser un principiante, es también la etapa en la que sentirás el mayor grado de desarrollo. Como un cinturón blanco, todas las clases serán como un cambio de juego completo para ti. Vas a ver y sentir grandes avances en tu habilidad y todas las técnicas que te muestran te parecerán como una revelación. Esta es la parte donde comenzarás a enamorarte del Jiu Jitsu.

160910_Keikami_0629-2

CINTURÓN AZUL

Los cinturones azules tendrán un fuerte sentido del ataque y de cómo hacer alguno desde todas la posiciones. Tendrán una defensa decente y son capaces de escapar de todas las posiciones principales.

Como un cinturón azul, te convertirás conscientemente incompetente. Todavía cometes errores fundamentales pero ha conservado suficiente información para saber qué es y cómo solucionarlo. Como cinturón azul puedes darte cuenta de qué técnicas faltan en tu juego o qué detalles críticos de tu juego tienen que ser pulidos.

Cuando eres un cinturón azul usted comenzarás a ser más independiente con tu desarrollo de habilidades. Debido a que tienes una comprensión más profunda de Jiu Jitsu podrás ser capaz de hacer preguntas y tener un diálogo con tus compañeros de entrenamiento y entrenadores para tratar de enmendar los errores en tu juego. Como un cinturón azul podrás ver tus propios errores.

Hacer funcional y efectivo su Jiu Jitsu será el obstáculo más grande para los cinturones azules. Encontrar el momento adecuado, la configuración de posición y situación. Ejecutar las técnicas será la parte más frustrante de la esta etapa de aprendizaje.

Tu actuación como cinturón azul sigue siendo inconsistente. Algunos días te sientes como un pez en el agua y otros te sientes como un pez en una bicicleta. Esto puede frustrarte mucho. Emociones que suben y bajan es algo que forma parte del proceso de aprendizaje del Jiu Jitsu. No se puede aprender a nadar sin mojarse.

La solución clave para los entrenadores es reforzar los conceptos básicos. Cuando se interiorizan las técnicas fundamentales y los patrones de movimiento, los deportistas que son cinturones azules encuentran mayor coherencia con su desempeño en el tatami. Cuando los cinturones azules comienzan a encadenar sus ataques es cuando se acercan a ser cinturones morados.

CINTURÓN MORADO

Movimiento y momentum son los principios del cinturón morado. Ya ruedas con mayor suavidad. Esta es la etapa donde te mueves con tu peso en el lugar correcto y descubrirás cómo manipular el impulso y el peso de tu oponente. También aprenderás a reducir movimientos y acciones innecesarias para que su juego sea más fluido y eficiente.

Tu defensa será más perfecta y podrás dedicarte más tiempo a mejorar tus puntos débiles. Esta parte puede ser muy frustrante para muchas personas ya que pasan la mayoría de su etapa de cinturón morado trabajando cosas donde no son buenos. Tienes que familiarizarte con todas las configuraciones de la guardia y tener un par de ellas perfeccionadas.

Como cinturón morado comenzarás a combinar acciones. Te gustarán los ataques compuestos. Tus mejoras serán más pequeñas y menos evidentes de lo que eran en cinturón blanco y azul. Tener la sensación de que no mejoras y estás estancado puede frustrarte. En este punto es importante que los entrenadores ayuden a sus alumnos a entender de que su rendimiento no será tan grande y que sus mejoras serán sutiles en pro de una mayor eficiencia, una mayor fluidez y una mayor comprensión del momento y el peso.

Como cinturón morado serás conscientemente competente, sabes qué hacer y qué no, y también cuándo hacerlo o no. Como cinturón morado sabrás reconocer las posiciones y ejecutar técnicas en distintas circunstancias.

Además, sabrás cómo hacer tus propios ajustes y ser autodidacta. Tu conocimiento es mucho más profundo de lo que era cuando eras cinturón blanco y azul. Tienes menos dependencia de tu entrenador a la hora de buscar respuestas y tu relación con él estará basada más en la resolución de problemas e intercambio de ideas, más allá de ser un monólogo donde el entrenador habla y tú solo escuchas.

El objetivo clave en el cinturón morado es alcanzar un mayor grado de suavidad.

Juanka kimurizando a Kiko

CINTURÓN MARRÓN

Este es el cinturón antes de ser cinturón negro. Hay pocos movimientos o posiciones que no conozcas. Estás listo para enseñar Jiu Jitsu a otras personas.

Debes ser casi imbatible en tu juego desde arriba, debes tener contras bien desarrolladas para casi cada movimiento que hace el rival. También tendrás movimientos favoritos desarrollados y que funcionen casi contra cualquiera. La suavidad y la eficiencia son la base de tus habilidades. Podrás ver una técnica nueva y casi de inmediato serás capaz de reproducirla. Como entrenador, tus cinturones marrones serán algunos de los más fáciles de entrenar ya que en uno o dos intentos aprenderán las nuevas técnicas.

Como cinturón marrón eres inconscientemente competente. Tus movimientos son automáticos, suaves y elegantes. Los cinturones blancos tienen que verbalizar mentalmente cada técnica, sin embargo, un cinturón marrón simplemente “es” automático y hace las cosas sin pensarlo, automáticamente.

A este nivel experto a veces se tiende a que la mente divague y aparecen imágenes negativas o pensamientos no productivos. La baja concentración es una enfermedad común para muchos profesionales de alto nivel. Es importante que los entrenadores sean conscientes de este fenómeno entre sus cinturones marrones y sepan mitigarlo, centrándose en detectar en cuándo baja su concentración mientras ruedan. Cuando hay pausas en su acción, si son demasiado dóciles o si no se están “moviendo con su oponente”, son signos de que el atleta está despistado. Los entrenadores necesitan animar a sus deportistas a mantenerse mentalmente comprometidos y altamente enfocados durante sus luchas.

Los entrenadores deben permanecer vigilantes con respecto a los fundamentos del Jiu Jitsu de todo el mundo, incluyendo a los cinturones marrones. Además, los cinturones marrones pueden caer en “yo ya sé esto y no tengo que entrenarlo”. Esto es completamente natural en el entrenamiento de un atleta de alto nivel y causa una gran cantidad de estrés para muchos entrenadores. Éstos necesitan animar a sus cinturones marrones con el fin de mejorar sus principios básicos para llevar su técnica al siguiente nivel.

Los cinturones marrones tienen un rendimiento muy alto, consistente. Pueden pasar meses hasta que un cinturón marrón sea finalizado y cuando esto sucede puede ser devastador para ellos ya que es poco frecuente. Para los cinturones blancos y azules el ser finalizados es algo habitual cada día en el tatami.

La complacencia, fragilidad emocional y falta de concentración son las trampas más comunes para el cinturón marrón.

Ray Boixader graduando a Juanka

CINTURÓN NEGRO

Después de años de estudio y de formación, esto es la cúspide de todas las artes marciales, el cinturón negro es un verdadero maestro de Jiu-jitsu. Debes tener un control total de tu cuerpo, de tus movimientos y de tu ego. Como cinturón negro, tus movimientos son casi perfectos, elegantes e inspiradores para los demás. Es de esperar, eres un experto en Jiu Jitsu.

Tu comprensión del Jiu Jitsu es profundo, preciso y muy técnico. A nivel de cinturón negro debes desarrollar y crear tus propias técnicas y ataques. Además, los ataques y defensas los haces sin pensar, los haces automáticamente. La fuerza excesiva es para ti un enemigo y siempre buscas encontrar la mayor palanca y momento con todas las técnicas.

Tu mentalidad y tu actitud es también de alto nivel. Practicar Jiu Jitsu es la recompensa, estás enamorado con el proceso de rodar, te mueves con gracia, entras y sales de los ataques y la resolución de problemas es en tiempo real. No encontrarás satisfacción al finalizar a la gente, más bien buscas la eficiencia y sincronización absoluta al realizar cada técnica o movimiento.

Los cinturones más bajos se centran en el resultado, la finalización, y esto les hace frustrarse más fácilmente. Los cinturones negros no dependen tanto de ese resultado.

Pongamos al esquí como ejemplo. ¿Hay un resultado cuando estás esquiando? Cuando vas a esquiar, el esquí es la recompensa. La alegría y felicidad son intrínsecos a la actividad en sí. No hay ganador cuando estás en la montaña, no hay nada que dominar cuando estás bajando por la nieve.

Los cinturones negros se deben ver de esta manera, sienten el Jiu Jitsu de esta forma. Encuentran pura alegría en el proceso y en la actividad. Rodar es en sí mismo la recompensa. No hay ganador ni perdedor. Solo hay alegría. La necesidad de un resultado se ha ido; en cambio, su atención se centra en la suavidad de las transiciones y lo bien que cede y disuelve los ataques de su oponente, además de comprender a la perfección los principios de palanca y distribución del peso.

Los cinturones inferiores siempre están buscando un destino, siempre están preguntando cuándo será la próxima graduación. Los cinturones negros están enamorados con el proceso de aprendizaje, entienden que no hay destino, que el viaje no termina nunca.

Los cinturones negros saben que todo el mundo necesita volver al nivel de cinturón blanco y constantemente aprender cosas nuevas, romper los malos hábitos y remodelar nuevos hábitos más eficaces. La mejora significa cambio. Para cambiar formas de aprender y para aprender se necesita ser cinturón blanco de nuevo.

Tu cinturón negro no se trata de llegar al destino (finalización) de un largo viaje. Ser cinturón negro trata de enamorarse de ser un cinturón blanco constante.

Texto original: http://blog.infighting.ca/bjj-belt-system-mental-attitude-belt/
Texto traducido y adaptado por Juanka Rodríguez
Fotos de la publicación de Sil Nieto
  1. Aun no hay comentarios.

  1. Aun no hay enlaces.